Síntomas corporales. Cuando la causa es inconsciente.

Cuando el cuerpo no obedece a la voluntad, por un síntoma corporal de origen inconsciente y la persona consulta a una analista por su padecimiento, es fundamental la evaluación que ella realiza.

¿Cuál es el origen de su padecimiento? ¿En qué momento comenzó? ¿Qué ocurrió?  ¿Cuándo aparece? ¿Existe algún suceso (pensamiento, imágenes, ideas, hechos) que anteceda la aparición del síntoma?
Es a partir de lo que “dice”, que el analista comienza a realizar un trabajo de traducción del síntoma, tomando como premisa fundamental que el paciente desconoce el idioma con el que se comunica su síntoma corporal.

Mi orientación, se dirige hacia la posibilidad de que el síntoma corporal, se cure por la revelación, por la traducción de su causa.

Es por el desconocimiento de la causa del síntoma corporal, que esta es definida como inconsciente, como la generadora del síntoma.

Una persona puede decir en análisis, que su síntoma son dolores de cabeza en determinadas circunstancias importantes de su vida, por ejemplo: cuando está estudiando para exámenes en la facultad y  cuando tiene que rendir. Produciéndole obstáculos y malestar para avanzar en la carrera que ha elegido.

La particular producción de este síntoma corporal se puede apreciar por la simple consideración de que “no todo el mundo que tiene exámenes tiene dolor de cabeza”. Algunos le puede causar nauseas, vértigo, angustia, diarrea, en cada uno de estos casos lo que aparece es la singularidad de cada paciente.

Comunicar esta descripción y el malestar que le genera, es un comienzo, pero no alcanza para el proceso analítico, la otra condición es que debe presentar un enigma, una pregunta para la persona que lo padece. ¿Qué querrá decir esto que me sucede?

Lic. homero Arnold
Nota publicada el miercoles 8 de enero de 2014 en mi antiguo blog practicapsicoanaliticaenzonaoeste.blogspot.com.ar