Cuando el cuerop no obecede a la voluntad imagen

Conferencia ” Cuando el cuerpo no obedece a la voluntad”

En lo humano lo instintual, lo innato, lo llamamos reflejos. El de succión, es uno de los que contamos para alimentarnos,  pero no nos basta para la supervivencia, necesitamos de un otro que nos alimente, que nos cuide, nos proteja y nos hable.

Es un observable que un bebe, no cuenta  con la batería de funciones orgánicas que le permita, por ejemplo tener un cuerpo y/o hacer uso de él. Los humanos accedemos a tener un cuerpo a través  de las palabras y del lenguaje.

Esto se debe a su condición, caracterizada por una inmadurez orgánica. Es decir, necesitamos adquirir un cuerpo para que sea algo que  pueda coordinarse.

Las actividades de la vida diaria, así como las deportivas, las de salud y/o recreativas están regidas, acompañadas y  reguladas por palabras que le dicen al cuerpo lo que hay que hacer, para marchar  correctamente. Cada persona tiene una relación particular con su cuerpo y con las órdenes.

Hay ocasiones que en las actividades se filtran cuestiones neuróticas: entrenamientos    llevados a extremos, poniendo en riesgo la salud del organismo, cuando se quiere  alcanzar una imagen de delgadez u obtener abdominales marcados, con el solo fin   de hacer del cuerpo  algo atractivo. Se confunde el cuerpo como imagen, con el  organismo, sin percibir que es este último, es el que sufre.

El psicoanálisis toma en cuenta este observable, el cuerpo es distinto al organismo.  Tratándolo esencialmente con palabras, y abordando fenómenos, manifestación y síntomas en donde el cuerpo no obedece a la voluntad, por ejemplo: en el autismo, síntomas corporales que  no pueden explicarse a partir  de una lesión orgánica como la  fibromialgias, contracturas crónicas,  la impotencia masculina y femenina.

Estas problemáticas ponen en  perspectiva el misterio del cuerpo y el inconsciente.

Los invitamos a escuchar y participar de la conferencia en donde desarrollaré estas problemáticas.

Lic Homero Arnold

Cuando el cuerpo no obedece a la voluntad. - HOMERO

Read More

La angustia y el estrés

La angustia y el estrés

Angustia y estrés suelen confundirse en el uso cotidiano.

El estrés es un término que nace en el siglo XVII con la ingeniería, luego con el tiempo fue incorporado por la neurología, la fisiología, esto hizo que el termino tome fuerza en su uso… En la actualidad se dice, que el estrés es una reacción fisiológica del organismo en el que entran en juego diversos mecanismos de defensa para afrontar una situación que se percibe como amenazante. Algunos de los síntomas son: incipientes problemas de memoria (olvidos recurrentes), alteraciones del estado de ánimo, nerviosismo, falta de concentración.

Freud es quien comienza a precisar que los síntomas que se conocen del estrés, pueden tener diferentes causas (neurológicas, fisiológicas) agregando una más: la psicológica.

¿Qué ocurre cuando una persona tiene estos síntomas y no ha cambiado sus actividades habituales, ni ha ocurrido algo que pueda ubicar como traumático?
La dificultad que se le presenta al ser humano,  al momento de evaluar, es la confusión entre la causa y la fuente de malestar. Lo que se le presenta como evidente a los ojos de la persona es la fuente de malestar. La causa siempre está detrás… Por ejemplo: una persona ubica que su malestar está en aspectos laborales (esto es la fuente de malestar), -“mi trabajo me hace mal…” en este caso habría que ubicar en un espacio analítico, que causa dicho estado. ¿Qué cosas de su trabajo le hacen mal? ¿En qué momentos?

Lo psicológico estaría ubicado en la formulación de la pregunta: ¿Qué quiere decir esto que me pasa?
La causa se presenta más allá de la voluntad, como lo que está detrás de lo que uno ve de sí mismo, como lo que no se puede decir con palabras…
El psicoanálisis localiza, precisa la causa permitiendo aliviar este estado.

Lic. Homero Arnold
Nota publicada el miercoles 3 de abril de 2013 en mi antiguo blog practicapsicoanaliticaenzonaoeste.blogspot.com.ar

Read More

Diversos sentidos de la Angustia (parte I)

Diversos sentidos de la Angustia (parte I)

En esta época que nos toca vivir, la angustia en general toma un sentido que se dirige hacia un imperativo, una orden: ” hay que quitar la angustia de la existencia humana”.
Esta valoración social no siempre fue así, en otras épocas la angustia tenía un sentido, un valor diferente, por ejemplo en la relación con Dios…

Hace poco, una persona me dice, que un amigo de él fallece, al saber la noticia, obviamente se angustia,  ante esta situación el medico consultado le propone que tomar calmantes. ¿Porque se da esto?, sino por el sentido generalizado que toma la angustia produciendo efectos en los médicos, en los pacientes, en las personas… ¿Acaso tener angustia en esta situación no es lo más lógico, así como la tristeza en el duelo, no es lo mas conveniente?

Hace un tiempo leí un artículo de una revista de divulgación científica, que proponía pensar a la vejez, como una enfermedad que había que curarla. En esta época hay una tendencia a deshumanizar lo específicamente humano, como la vejez, la angustia.
La versión actual de la angustia es el ataque de pánico. Esta manera de nombrarla incluye una significación de enfermedad.

¿Qué efectos tiene este sentido preponderante, en nuestra comunidad?
Sentido y efecto van de la mano…
La angustia es un afecto aparte, pero sin embargo no toda la angustia es enfermedad, ¿Acaso antes de dar un paso, que puede cambiar la vida de la persona (casarse, recibirse), no hay angustia?
En la próxima nota desarrollaré algunos  sentidos que nos propone Freud para pensar a  la angustia.

Lic. Homero Arnold

Nota publicada el viernes 15 de febrero de 2013 en mi antiguo blog practicapsicoanaliticaenzonaoeste.blogspot.com.ar

Read More
Angustia y dinero

La Angustia y el dinero

La Angustia y el dinero

Casi todo el mundo estará de acuerdo que el dinero es importante y necesario para la vida en sociedad. Y que existen dificultades políticas y sociales, que afectan la economía del país y del mundo.
Pero, es un hecho también, que para cada persona, el dinero tiene un valor diferente. Ejemplos: el dinero no es importante para mí… me angustio porque no llego a fin de mes… el dinero es todo para mí… el trabajo que tengo no me da el dinero que necesito…

Es decir, el dinero en sí mismo, no es causal de malestar ni de síntomas, pero lo que si lo es, el valor particular inconscienteque para cada uno tiene ese objeto.
En el año 2001, “el corralito” afectó los ahorros de mucha gente. Hubo personas que respondieron frente a esta difícil situación, con depresión, con suicidio y a otras las llevo a crear soluciones posibles.

¿Cómo explicar esto?
Cada respuesta, fue el resultado del encuentro entre la medida económica y la significación inconsciente particular. La reacción de la persona, respondió directamente al valor que tomo el dejar de tener; para algunos, en su inconsciente, sino tienen no son…

La Angustia puede presentarse en circunstancias donde se juega el tener y el ser, estos aspectos están íntimamente ligados en el inconsciente, produciendo diferentes sentidos, significaciones y valores particulares.
El psicoanálisis permite descubrir, cómo funciona el dinero en el inconsciente de cada persona. Reduciendo el malestar y facilitando la posibilidad de acceder a él.

Lic. Homero Arnold

Read More
Angustia y los hijos

La angustia y los hijos

La angustia y los hijos

Es muy frecuente que los niños tengan angustia, sobre todo a lo desconocido. Ella aparece frente a la vivencia de algo peligroso, quedando afectado el cuerpo y es difícil para los chicos describirla con palabras. En el caso de niños con fobias, la angustia se transforma en miedo a determinados insectos, animales, oscuridad, etc. Si el miedo a un objeto, permanece en el niño en un tiempo prolongado, estaríamos frente a algo patológico, que debe ser tratado.

El terror en el niño, se da por la presencia de algo inesperado, no calculado, desconocido, que luego puede producir angustia. Un ejemplo actual, es lo ocurrido con el tornado que nos tocó vivir. Lo inesperado de las características de la tormenta, sorprendió y probablemente produjo en muchos niños, angustia.  Observé, por comentarios de amigos y  vecinos, que algunos niños frente a tormentas posteriores vuelven tener angustia y miedo, en este caso, lo que es traumático, es el recuerdo que quedo de lo vivido.
Los padres que tienen un hijo/a con angustia, miedo o terror, en general, reaccionan con 2 tipos de respuestas, unas son las tranquilizadoras y las otras aparecen cuando lo que sucede en la realidad, hace caer una creencia, produciendo efectos en el adulto y en el niño. Un ejemplo de esto, podría ser: “a mi hijo no le puede pasar…!” “mi hijo no puede angustiarse por…!”
A mi entender, es fundamental, diferenciar que afecto es el que produce malestar en el niño, así como  también detectar, si es posible, el tiempo, bajo qué condiciones se repite y cuál es el gradode sufrimiento que uno supone en su hijo/a.

El psicoanálisis, es un espacio que puede permitir a los padres evaluar estas cuestiones, pensando junto con el analista, si es necesario un tratamiento por vía de la palabra.

Lic. Homero Arnold

Read More
Angustia y amor

La Angustia y el Amor

La Angustia y el Amor

En esta época que nos toca vivir; la angustia, en general, es considerada como algo que hay que curar… No toda angustia es patológica. Por ejemplo: a nadie se le ocurriría decir, que a un bebe que tuviera angustia a los 8 meses de vida, estaría enfermo y entonces hay que medicarlo; simplemente está pasando por la angustia del octavo mes. El psicoanálisis es una práctica que no soloconsidera a la angustia como una enfermedad, sino que la piensa con otros matices (como motor de la creatividad, como parte de la existencia, como lo previo a una decisión).

Es decir, puede presentarse en diferentes momentos y aspectos de la vida. El Amor,  permite pensar  lo siguiente:
El hombre se angustia en situaciones donde su condición de hombría se encuentra amenazada, en donde deja de tener, lo que para cada uno tiene importancia vital (pérdida del trabajo, dinero, etc.). En cambio la mujer, se angustia por la pérdida del amor (la pareja, los hijos, los amigos). Esta orientación es general, lo cual no significa, por ejemplo, que un hombre, no se angustie cuando pierde a su pareja, así como la mujer con respecto al trabajo.

En el duelo, la angustia es parte de un estado general, donde la persona experimenta emociones, sentimientos, recuerdos de su ser querido, sobre el cual, los actos de amor ya no pueden efectuarse más. Es un proceso que depende de cada uno y no existe una manera “correcta” de atravesar el dolor por la perdida.

La pareja, el duelo, los hijos, el trabajo, los padres, los hermanos, como matriz  humana en donde expresamos el amor, puede generar angustia, es parte de la existencia. Lo importante es determinar cuándo la angustia se transforma en algo más que un afecto. El espacio analítico, brinda la posibilidad de dar una respuesta particular a cada persona, que tenga angustia como un síntoma, como un malestar que se le impone a la persona más allá de su voluntad. En la nota anterior propuse algunos parámetros para detectarla.

Lic. Homero Arnold

Read More
Angustia2

Otra forma de tratar la angustia…

Otra forma de tratar la angustia…
La angustia es un afecto que si es excesivo, a las personas les puede generar malestar. En estos casos, es común la búsqueda de tratamientos…

En la actualidad existen dos maneras de tratarla:

  • Por la vía del medicamento.
  • Por la vía de la palabra.

En mí el caso, recomendar el tratamiento en combinación con el psiquiatra, obedece a un criterio específico: ningún proceso analítico puede prosperar si la persona que consulta tiene una cantidad de angustia tal, que no le permita pensar en su malestar.
La palabra, es el instrumento con el cual el psicoanálisis, trata a la angustia.

¿De qué manera?
La primera intervención del profesional es la siguiente: “hábleme de lo que le ocurre…”, es decir, funda un lugar con un otro profesional, que lo ayude a ubicar, precisar y traducir desde otra perspectiva su padecimiento. Instalar este dispositivo, tiene efectos positivos en el paciente.

Cuáles son las ventajas del tratamiento por la vía de la palabra:

  1. La posibilidad de no repetir del cuadro.
  2. No tomar medicamentos y evitar el riesgo que puede implicar el acostumbramiento psicofísico al fármaco.
  3. Encontrar la causa de su padecimiento.

Preguntas para compartir:

  • ¿Qué hacían los profesionales en épocas donde no existían los medicamentos?
  • ¿psicotrópicos frente a la angustia?
  • ¿Por qué considerar negativa a la angustia?
  • ¿Acaso la angustia no forma parte de lo humano como la tristeza y/o la alegría…?
Read More
¿Qué es la angustia?

¿Qué es la angustia?

¿Qué es la angustia?
Es un estado afectivo, que aparece frente a un peligro real que va a acompañado, en general, de una reacción de huida que nos permite preservarnos. Es ante todo una señal, que implican manifestaciones en lo corporal (sensación de falta de aire, sensación de mareo, sequedad de boca, sudores en las manos, pies, axilas, entre otras). Existen situaciones donde la emergencia de este afecto, no corresponden con la definición del comienzo, es decir, la misma se presenta en momento, lugares y situaciones que no representan ningún peligro real para la persona. De estas últimas me voy a ocupar en esta nota…

¿Cuándo podemos darnos cuenta que este afecto requiere de un tratamiento por la vía de la palabra?
Puedo recortar 5 elementos fundamentales (validos para evaluar y evaluarse a  adultos, adolescentes y niños).

  1. Intensidad: es una cantidad de angustia tal que le genere un malestar importante para la persona.
  2. Repetición: la irrupción debe darse varias veces ante situaciones sin sentido o mas allá de ubicar el sentido, el afecto insiste; por lo cual el sentido que uno puede dar, no es el de la verdadera causa.
  3. Causa: pensar la causa en el campo del psiquismo y no de lo orgánico.
  4. Enigma: la irrupción de este afecto le suponemos un sentido que va más allá de nuestra comprensión.
  5. Pertinencia: tiene que ver con el momento de la aparición del afecto en tanto surge sin ningún peligro real para la persona.
Read More